Skip navigation

Nació el 13 de marzo de 1989. Ese día, el científico británico Tim Berners-Lee le propuso a su jefe crear una red queblog1 permitiera compartir información digital entre científicos, a distancia. ¿El lugar? El Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN, por su sigla en inglés) de Suiza. Por eso, ese centro está de fiesta: la World Wide Web cumplió ayer sus primeros 20 años.


Junto a sus compañeros del CERN, Berners-Lee trabajó para desarrollar una red que permitiera a los miles de colaboradores de la organización estar comunicados y compartir los resultados de sus investigaciones.

Cuando le entregó a su supervisor, Mike Sendall, el documento “Gestión de la Información: una propuesta”, Berners-Lee tenía sólo 33 años y era un joven ingeniero en Informática de la Universidad de Oxford, con un contrato temporal y ganas de cambiar el mundo. Su jefe lo leyó y le dio el OK. “Es un poco vago, pero impresionante”, le advirtió. El nacimiento de la Web estaba en marcha.

“Se palpaba, antes o después debía llegar”, recordó el ingeniero Robert Caillau, quien trabajó junto a Berners-Lee desde el comienzo. “Todo lo que ahora usamos, los blogs, etc., ya lo usábamos en 1990”, dijo en el marco de las celebraciones que el CERN organizó para conmemorar el aniversario.

La gran innovación de estos científicos fue unir hipertexto (texto que conduce a otro texto) e Internet. En su libro Tejiendo la Red, Berners-Lee confesó haber sugerido muchas veces que la unión entre las dos tecnologías era posible, pero que como nadie se sumaba a su propuesta decidió hacer frente al proyecto él solo.

En 1991, la nueva tecnología estaba disponible para la gente. Y 24 meses después, el CERN renunció a los derechos de autor sobre esta invención que revolucionó el mundo de las comunicaciones.

Para celebrar el aniversario, el CERN organizó charlas con los “padres” de la World Wide Web, incluida una ronda de preguntas con Berners-Lee que los usuarios enviaron -no podía ser de otro modo- vía Web. El festejo culminó con el panel “El futuro de la Web”.

“La Web de hoy es sólo la punta del iceberg. Llegarán nuevas tecnologías mucho más poderosas que nos permitirán hacer cosas que jamás imaginamos”, dijo Berners-Lee, quien evitó la tentación de hablar solo del pasado.

Es que, desde 1989, su criatura no ha parado de crecer y ha visto el nacimiento de fenómenos imparables sobre sus propios cimientos: redes sociales como Facebook y sus más de 170 millones de usuarios, o sitios como YouTube, en el que se publican unos 200 mil videos al día son sólo dos ejemplos.

“Aún podemos hacer mucho más por cambiar el mundo”, dijo este ingeniero sobre su invento, que le ha valido decenas de títulos y honores, como la Orden al Mérito del Imperio Británico y el premio Príncipe de Asturias.

“Un 80 por ciento de la gente todavía no tiene acceso a Internet”, recordó Berners-Lee, una de las 100 mentes más brillantes del siglo XX según la revista Time. Y aunque tenga razón, no es menos cierto que para el 2010 se pronostica que habrá más de 1.650 millones de usuarios de la Web. Cifras que nadie imaginaba en 1989.

Fuente: Clarin

Edit: Essential Groups

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: