Skip navigation

Las redes sociales son un medio efectivo para campañas de mercadotecnia ilegítimas.
¿Qué le parecería recibir un iPad a cambio de participar en una simple encuesta?. Bueno, la oferta suena bastante atractiva (de hecho, suena demasiado buena para ser cierta y eso es exactamente).

El esquema se publicita de forma masiva en una página de eventos de Facebook donde cerca de 2,500 personas se han registrado para el evento y (probablemente) han sido víctimas del ataque de robo de identidad. La idea detrás de esto es en extremo simple: usted se registra para “revisar” un dispositivo iPad, recibe el producto y un cuestionario que debe llenar, y lo devuelve a la compañía. Sin tener que decirlo, puede conservar el producto que ha revisado sin compromiso alguno de su parte.

Encubierta por una dirección URL breve, la página de robo de identidad en cuestión pide inicialmente cierta información bastante razonable como su nombre y su dirección de correo electrónico, y culmina requiriéndole una serie de detalles, incluyendo su nombre completo, domicilio y números telefónicos. Para hacer que todo esto parezca legítimo, los perpetradores han colocado logotipos que pertenecen a compañías de medios reconocidas, aunque las instituciones que se mencionan no tienen conocimiento de esta iniciativa.

Después de reunir todos los datos, el perpetrador pide al usuario pasar por una última revisión de seguridad y proporcionar su nombre de usuario y contraseña de Facebook. Para hacer esto aún más insultante y causar el mayor daño, al usuario incauto cuya identidad acaba de ser infringida se le requiere descargar e instalar una aplicación de adware (una barra de herramientas para el navegador) que modifica la página de inicio del navegador y cambia el buscador predeterminado, entre otras cosas.

Después de proporcionar sus detalles personales, de haberle sido robada su identidad y de instalar la barra de herramientas, nunca recibirá la iPad ni volverá a escuchar de los perpetradores.

El esquema está basado en una práctica común entre los creadores de productos, es decir, enviar unidades de prueba para su revisión. Sin embargo, no todos pueden recibir una unidad para pruebas, ya que la oferta está dirigida principalmente a líderes de opinión, colaboradores en blogs de renombre y (mayormente) sitios Web de revisión especializados. Aun así, la ética del periodismo solicita a los revisores devolver el producto probado al proveedor tras completar el proceso de revisión.

Fuente: BitDefender. / Infocomercial

Edit: Essential Groups

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: